La decisión del supremo sobre las hipotecas provoca dudas tras dos días de deliberaciones.

Finalmente, tras dos días de deliberaciones el Tribunal ha dado marcha atrás y con dos votos de diferencia a dictaminado que seguirá siendo obligación del cliente hacer frente al pago del impuesto AJD.

La tasa de Actos Jurídicos Documentados (AJD) es un gravamen que cobra la Administración Pública y que se encargan de recaudar las Comunidades Autónomas, que tienen transferidas las competencias de este tributo. Dependiendo de la región, la cantidad que pagarán los clientes podrá variar entre el 0,5% y el 1,5% del importe de la hipoteca.

Durante 23 años no se había cuestionado el pago de este tributo por el prestatario, hasta que una sentencia del Supremo del 18 de octubre dictaminó que tenían que ser los bancos los responsables. En ese fallo se aseguraba que el único interesado en elevar a escritura pública la hipoteca era el banco, por lo que él debía pagar el impuesto.

Un día después del fallo, la Sala Tercera del Supremo convocó una reunión urgente para revisar el "giro jurisprudencial", debido a “la enorme repercusión económica y social" que estaba provocando dicha modificación, por la incertidumbre creada. Pero, finalmente tras un duro debate el pleno ha decidido dejarlo todo como estaba.

Por otro lado, respecto a los gastos de notaría, gestoría y registro, no hay una jurisprudencia clara al respecto. Queda a la espera de ser anunciado por el Tribunal supremo, que debe resolver cuatro recursos planteados sobre este asunto. De momento lo que existe es un pronunciamiento del Supremo muy vago, en el que se afirma que debe haber un reparto de gastos "equitativo".

En grupo HOB contamos con profesionales que estaran encantados de asesoraros en esta materia.

Fuente de la noticia:

http://www.expansion.com/empresas/banca/2018/11/07/5be1ff27268e3e67058b466f.html

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/

Share this post