Noticias
Boletín Oficial del Estado
Las ayudas por la sintonización de la TDT deberán declararse a Hacienda.

Las ayudas por la sintonización de la TDT deberán declararse a Hacienda.

¿Hasta qué punto interesa solicitar estas ayudas? ¿Suponen los trámites burocráticos, implícitos a la solicitud, una forma de disuasión?

 

El Real Decreto  920/2014, de 31 de octubre, regula la concesión directa de estas subvenciones y, establece que, las ayudas revestirán la forma de subvenciones y su concesión se realizará, por la entidad pública empresarial Red.es.

 

Obligaciones para los beneficiarios de las subvenciones:

 

Aportar la factura girada por la empresa instaladora por la realización de las actuaciones subvencionables.

 

Someterse a las actuaciones de comprobación que se determinen por el órgano concedente encaminadas a garantizar la correcta aplicación o acción objeto de la misma.

 

Someterse a las actuaciones de control financiero de la Intervención General de la Administración del Estado y al control fiscalizador del Tribunal de Cuentas.

 

Conservar la documentación justificativa de la actuación y la solicitud de subvención durante el periodo durante el cual puedan, las actuaciones, ser objeto de control y supervisión.

 

Por lo tanto, entre otras tareas, los representantes legales de cada comunidad de viviendas tienen que desagregar la ayuda entre todos los vecinos, tal y como exige la Ley General de Subvenciones.

 

Además, cada vecino de la comunidad estará obligado a presentar las autoliquidaciones que correspondan por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, o el Impuesto sobre Sociedades o el Impuesto sobre la Renta de no Residentes.

 

Deben tener en cuenta que no se admitirán las solicitudes que se presenten más allá del día 30 de junio de 2015.

Comparte:
0 comentarios

¡¡Se el primero en comentar!!

Escribir un comentario