Noticias
Agencia Tributaria
Leyes que forman parte de la Reforma Fiscal.

Leyes que forman parte de la Reforma Fiscal.

En materia del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

 

La reforma está especialmente diseñada para beneficiar a los contribuyentes con rentas bajas y medias. Los asalariados que ganen menos de 12.000 euros al año dispondrán de su sueldo íntegro a partir del año que viene, ya que dejarán de tributar.

 

Tres nuevos “impuestos negativos” para familias con hijos dependientes con discapacidad, familias con ascendientes dependientes y familias numerosas. En cada uno de los casos recibirán 1.200 euros anuales, que se podrán recibir de forma anticipada a razón de 100€ mensuales.

 

Neutralidad del ahorro. La reforma incorpora nuevos instrumentos para potenciar el ahorro a medio y largo plazo y fomentar la neutralidad fiscal.

 

Tributación de la vivienda. Siguen siendo de aplicación los coeficientes de abatimiento para las ganancias a las que corresponda el derecho conforme a la norma actual, en todos los bienes transmitidos desde el 1 de enero de 2015, hasta que la suma acumulada del valor de transmisión de los bienes supere 400.00€. Sin embargo, se suprimen los coeficientes de actualización monetaria que permiten corregir la ganancia por el efecto de la inflación.

 

AutónomosEl tipo de retención del autónomo profesional con rentas inferiores a 15.000 euros anuales se reduce del 21% al 15%. Este paso se ha hecho de forma urgente, vía decreto-ley, y está operativo desde el pasado mes de julio.

Además, la retención para autónomos profesionales se reducirá del 21% al 19% en 2015, y al 18% en 2016.

 De igual forma, se mantiene el tipo de gravamen reducido del 15% para negocios de nueva creación, incluido en la Ley de Emprendedores.

 Los autónomos tendrán derecho a una deducción del 100% por aportaciones a mutuas.

 

Limitación de módulos. Se exige, a partir de 2016, nuevos requisitos para su aplicación, tanto cuantitativos, mediante una reducción de los límites objetivos, como cualitativos, reduciendo las actividades que se pueden acoger a este, limitándolas a aquéllas que por su naturaleza se relacionan fundamentalmente con consumidores finales.

De esta forma, se rebaja el umbral de exclusión, de 450.000 a 150.000€ de ingresos (250.000€ para actividades agrícolas y ganaderas), y de 300.000 a 150.000€ de gastos.

Se excluyen las actividades que facturen menos de un 50% a personas físicas y las actividades a las que se aplica el tipo de retención del 1% como las de fabricación y construcción.

 

En materia del Impuesto sobre el Valor Añadido:

 

La reforma fiscal mantiene inalterados los tipos de gravamen del IVA y de los impuestos especiales. El objetivo es no dañar el consumo.

En el trámite parlamentario, se han aprobado enmiendas por las que los servicios de monitores en comedores escolares estarán exentos de IVA, y las flores y plantas vivas de carácter ornamental tributarán al tipo reducido del 10 por ciento.

 

En materia del Impuesto sobre Sociedades:

 

Bajada de impuestos

 

Se crea una reserva de capitalización (minoración del 10% de la base imponible por incremento de fondos propios) que sustituye a la actual deducción por reinversión de beneficios.

Las pymes, además, tendrán acceso a una nueva reserva de nivelación. Se trata de una minoración del 10% de la base imponible con un límite de 1.000.000€. La cantidad se compensará con bases imponibles negativas en un plazo de 5 años. Las pymes que apliquen las dos nuevas reservas podrán reducir su tipo hasta el 20,25%.

Aquellas empresas que destinen cuantías superiores al 10% de su cifra de negocio a I+D podrán elevar de 3 a 5 millones € anuales el importe monetizable de la deducción por I+D.

Se amplía la base imponible del impuesto para acercar el tipo efectivo al tipo nominal: se limita la deducibilidad de gastos por deterioro y se mantiene la limitación de gastos financieros.

 El límite a la compensación de bases imponibles se elevará progresivamente. En 2015 se mantienen los mismos límites actuales (50 o 25% para empresas con cifra de negocios superior a 20 o 60 millones, respectivamente). En 2016 será del 60% para todas las empresas. Y finalmente, en 2017, se fija un límite general del 70% con carácter permanente.

 

Seguridad jurídicaComo medidas para mejorar la lucha contra el fraude y otorgar mayor seguridad jurídica, se evita la deducibilidad de gastos fiscales cuando se difiere la calificación en otros países. De esta forma, no podrán deducirse los rendimientos de instrumentos financieros cuando el destinatario de otro país no tribute por ellos (instrumentos híbridos).

Se simplifican las obligaciones de documentación en las operaciones vinculadas (matriz y filiales).

 

Comparte:
0 comentarios

¡¡Se el primero en comentar!!

Escribir un comentario