Noticias
Tribunal Supremo
Los abogados tendrán derecho a reclamar los intereses de demora por el retardo de cobro de sus honorarios.

Los abogados tendrán derecho a reclamar los intereses de demora por el retardo de cobro de sus honorarios.


Tras la sentencia del pasado 17 de octubre del Tribunal Supremo, los despachos profesionales de abogados han recibido la noticia de que el TS avala la exigencia de intereses de demora en caso de impago de los honorarios pactados con sus clientes mercantiles.

La sala de lo Civil del Alto Tribunal ha resulto una cuestión que para muchos puede llegar a resultar dudosa en algunos caso, ya que ha declarado que la prestación de servicios entre empresas mercantiles, a efectos de la aplicación de la ley contra la morosidad, se tratará de una operación comercial y, por tanto, estará sujeta a poder reclamar los intereses de demora por los honorarios no cobrados en fecha, al considerarse como deudas comerciales, quedan excluidos los pagos en los que intervenga un consumidor y no una mercantil.

La cuestión debatida en el proceso era, precisamente, si podía aplicarse en estos casos la normativa que protege a las empresas del riesgo de morosidad en el pago de deudas dinerarias.

La mercantil condenada, en un primer momento negó la deuda, posteriormente alegó su condición de consumidor para evitar la aplicación de intereses de demora, exponiendo que la prestación de servicios por parte del despacho de abogados debía de calificarse como actividad profesional y no entre empresas. La mercantil condenada expuso la jurisprudencia de un caso de 2010 de la Audiencia Provincial de Cádiz del despacho de Garrigues en la que dice que “no obstante la amplitud que se pueda dar al contrato de arrendamiento de servicios con un letrado para la defensa en juicio”, el mismo, por sus características especiales y finalidad, “excede de lo que se pueda considerar acto de comercio o actividad comercial”.

Sin embargo, el Tribunal Supremo defiende una interpretación extensiva de la Ley de medidas de lucha contra la morosidad y la directiva de la que trae causa, y es tajante al declarar que la prestación de servicios jurídicos que realiza un despacho profesional, con independencia de su condición de persona física o jurídica, queda bajo la cobertura de esta normativa, y, por tanto, sujetas los intereses de demora previstos.

En Grupo HOB, contamos con un equipo de abogados con una dilatada experiencia en derecho mercantil. Estamos para darte el asesoramiento legal adaptado a tu caso.

Fuente de la noticia: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/11/16/legal/1510821215_449158.html

Fuente de la imagen: www.pexels.com


Comparte:
0 comentarios

¡¡Se el primero en comentar!!

Escribir un comentario