Noticias
Consejos
Manual de Prevención de Riesgos Penales (Corporate Defense).

Manual de Prevención de Riesgos Penales (Corporate Defense).

 

El Manual o programa de autorregulación corporativa (compilance guide) puede definirse como la normativa interna de la que su empresa se dota como herramienta para establecer un sistema estructurado de control, que mitigue las posibilidades de que el personal dependiente pueda cometer un delito del que se puedan derivar responsabilidades penales para su empresa.

 

Desde la entrada en vigor, el 23.12.2010, de la Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio, de reforma del Código Penal, las empresas son penalmente responsables de la comisión de una serie de delitos:

  • Los cometidos por sus administradores, de hecho o de derecho, o por un representante legal;
  • Los cometidos por los empleados de la empresa cuando estos delitos se cometan en el ejercicio de actividades sociales por cuenta y provecho de la empresa, y que resulten de un fallo en el debido control que habrían tenido que ejercer sobre ellos los administradores o representantes legales.

 

Con el nuevo proyecto de Ley Orgánica por la que se modifica el Código Penal, aprobado recientemente por el Congreso, se delimita el contenido del “debido control” cuyo quebrantamiento permite fundamentar la responsabilidad penal de la empresa.

 

En este especial régimen de responsabilidad penal hay que distinguir entre dos diferentes categorías de penas: las pecuniarias (pena de multa) y penas interdictivas o privativas de derechos (desde la disolución de la persona jurídica que, equivale a la pena de muerte, hasta la intervención judicial, pasando por la suspensión de actividades, clausura de locales, etc.).

 

La Ley Orgánica prevé que sólo podrá considerarse como circunstancia eximente haber establecido medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que pudieran cometerse con los medios o bajo la cobertura de la persona jurídica.

 

 

Para una correcta implantación del Modelo de Prevención de Riesgos Penales por parte de las personas jurídicas, es importante tomar en consideración los siguientes aspectos:

 

El Modelo de Control Interno para la Prevención de Riesgos Penales debe definirse, de forma personalizada, para cada empresa.

 

El Modelo debe contemplar las especificidades del negocio de la Sociedad: el sector de actividad, el modelo de negocio, etc.

 

Las áreas de la Sociedad dónde pueden residir los posibles riesgos penales, por lo que es fundamental una visión completa de la organización para la puesta en marcha del modelo.

 

 

En Grupo HOB contamos con un grupo de especialistas en diferentes áreas con capacidad para analizar los riesgos penales que afectan a su empresa y, en función de los mismos, elaborar un Manual de cumplimiento eficaz (Compilance guide) que permita excluir la responsabilidad penal corporativa.

Comparte:
0 comentarios

¡¡Se el primero en comentar!!

Escribir un comentario