Noticias
Tribunal Supremo
Novedades en la delimitación del delito de blanqueo de capitales.

Novedades en la delimitación del delito de blanqueo de capitales.

 

El Tribunal Supremo señala que la mera tenencia o utilización de fondos ilícitos en gastos ordinarios de consumo, como por ejemplo podría ser el pago de alquiler de una vivienda, no constituye delito de blanqueo por sí solo.

 

El Código Penal sanciona como blanqueo de capitales aquellas conductas que tienden a incorporar al tráfico legal los bienes y dinero obtenidos en la realización de actividades delictivas, de manera que superado el proceso de lavado de los activos, se pueda disfrutar jurídicamente de ellos sin ser sancionado.

 

Concluye la sentencia que no bastará, por tanto, con la constatación del tipo objetivo. Sino que será indispensable acreditar la voluntad de activar un proceso de reconversión de los bienes obtenidos mediante la previa comisión de un hecho delictivo, logrando así dar apariencia de licitud a las ganancias asociadas al delito.

 

En el caso concreto, no constituye delito de blanqueo de capitales:

 

  • La tenencia de fondos que pueden derivar del tráfico de drogas en una cuenta bancaria.
  • La utilización de los fondos en gastos ordinarios de consumo (por ejemplo, pago de alquiler de vivienda).
  • Gastos para la continuidad de la propia actividad delictiva (por ejemplo, pago de billetes de avión).

 

Y sí constituyen delito de blanqueo de capitales, acciones como:

 

  • Compras de vehículos puestos a nombre de terceros. La utilización de testaferros implica la intención de encubrir bienes, que han sido adquiridos con fondos que tienen su origen en una actividad delictiva.
  • Gastos de inversión (adquisición de negocios o empresas, de acciones o títulos financieros, de inmuebles que pueden ser revendidos, etc.).
Comparte:
0 comentarios

¡¡Se el primero en comentar!!

Escribir un comentario