Noticias
Boletín Oficial del Estado
Novedades introducidas en los modelos de depósito de cuentas anuales.

Novedades introducidas en los modelos de depósito de cuentas anuales.

 

¿Quién tiene que presentar las cuentas?

Las sociedades anónimas, de responsabilidad limitada, comanditaria por acciones y de garantía recíproca y fondos de pensiones.

 

¿Qué plazo hay para presentar las Cuentas?

El plazo para presentar las cuentas anuales es de hasta un mes después de su aprobación en la Junta General Ordinaria de Accionistas, que se celebra seis meses después del cierre del ejercicio, por lo que para la mayoría de empresas cuyo ejercicio fiscal coincide con el año natural, el plazo máximo es hasta el 30 de julio.

 

¿Qué documentos son los que hay que presentar?

El mínimo a presentar, es de 9 documentos que son:

 

1.  Certificación de aprobación de Cuentas.

2.  Memoria.

3.  Balance.

4.  Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

5.  Estado de Cambios en el Patrimonio Neto.

6.  Informe Medioambiental.

7.  Informe de Acciones/Participaciones Propias.

8.  Hoja de datos generales de identificación.

9.  Instancia de Presentación.

 

En caso de tener que presentar Informe de Auditoría, el número de Documentos ascendería a 12. Son, además de los anteriores:

10. Informe de Auditoría.

11. Informe de Gestión.

12. Estado de Flujos de Efectivo

 

Los cambios en los modelos de presentación de cuentas anuales son consecuencia de la promulgación de normas de naturaleza contable.

 

En primer lugar, la Resolución de 18 de septiembre 2013, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por la que se dictan normas de registro y valoración e información a incluir en la memoria de las cuentas anuales sobre el deterioro del valor de los activos. Habrá que diferenciar las reconocidas en el ejercicio, de las acumuladas así como la partida o partidas de la cuenta de pérdidas y ganancias en las que tales pérdidas o reversiones de pérdidas por deterioro estén incluidas.

 

En segundo lugar, cuando la dirección sea consciente de la existencia de incertidumbres importantes, relativas a eventos o condiciones que puedan aportar dudas significativas sobre la posibilidad de que la empresa siga funcionando normalmente, procederá a revelarlas en la memoria. En el caso de que las cuentas anuales no se elaboren bajo el principio de empresa en funcionamiento, tal hecho será objeto de revelación explícita, junto con las razones por las que la empresa no pueda ser considerada como una empresa en funcionamiento.

 

Por último, en los supuestos de liquidación societaria se informará sobre la marcha de la liquidación, e indicará la mejor estimación del valor de liquidación de los activos, cuando dicha información sea significativa para que las cuentas anuales puedan mostrar la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa, y pueda obtenerse con un adecuado grado de fiabilidad sin incurrir en costes excesivos.

Comparte:
0 comentarios

¡¡Se el primero en comentar!!

Escribir un comentario