Nueva tributación de las sociedades civiles en el Impuesto sobre Sociedades.

 

Las sociedades civiles que tengan objeto mercantil, a partir de 2016, pasarán de tributar en régimen de atribución de rentas a ser contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades.

 

En primer lugar, consideramos necesario aclarar qué es una sociedad civil y diferenciar cuándo estamos ante una sociedad civil y no ante una comunidad de bienes.

La sociedad civil es un contrato por el que dos o más personas se obligan a poner en común dinero, bienes o industria con ánimo de partir entre sí las ganancias. Además, podemos utilizar estos criterios para diferenciar cuándo estamos ante una sociedad civil.

Cuando no haya un patrimonio común preexistente a la constitución;

Cuando el patrimonio preexistente no sea copropiedad de todos.

Si hay voluntad de asociarse diferente a la mera situación de copropietarios.

Si se aportan nuevos bienes o derechos fuera de la copropiedad existente.

Y si no hay socios copropietarios.

 

Por lo tanto: aquellos empresarios que desarrollan sus actividades en atribución de rentas a través de Sociedades Civiles deberán soportar mayor carga administrativa (contabilidad ajustada al Código de Comercio) y tributaria (tributación en Renta por dividendos y en el Impuesto sobre Sociedades por los beneficios obtenidos).

 

Ven a conocernos, nuestros asesores fiscales pueden ayudarte a planificar tu fiscalidad y conseguir el mayor ahorro fiscal posible.

Share this post