Paralización de los desahucios.

 

Se trata de una medida de carácter excepcional que impide desahucios  de personas que se encuentren dentro de una situación de especial vulnerabilidad.

 

El Real Decreto-ley 1/2015 prorroga hasta el 15 de mayo de 2017 la suspensión de desahucios de vivienda habitual de personas especialmente vulnerables y con circunstancias económicas concretas.

 

Supuestos de especial vulnerabilidad, aquellas familias:

  • Numerosas;
  • Monoparentales con dos hijos a cargo;
  • De la que forme parte un menor de tres años;
  • En la que alguno de sus miembros tenga declarada discapacidad superior al 33%;
  • En la que convivan con el titular de la hipoteca personas en situación especial de discapacidad, dependencia, enfermedad grave que les incapacite para realizar actividad laboral;
  • En la que haya una víctima de violencia de género;
  • El deudor sea mayor de 60 años.

 

Circunstancias económicas que han de concurrir para la suspensión de desahucios:

  • Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.
  • Que, en los cuatro años anteriores al momento de la solicitud, la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas, en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda.
  • Que la cuota hipotecaria resulte superior al 50% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • Que se trate de la única vivienda en propiedad del deudor.

 

Si necesita ayuda o asesoramiento, póngase en contacto con nosotros sin compromiso. Le ayudaremos a evitar la indefensión jurídica que produce este tipo de situaciones en la práctica.

Share this post