¿Qué delitos generan responsabilidad penal?

El Código Penal recoge hasta treinta delitos susceptibles de generar responsabilidad penal de las personas jurídicas y aunque pudiera parecer extraño, no es difícil que en una empresa se de alguno de ellos, incluso sin conocimiento de sus órganos directivos, con las consecuencias que ello podría tener.

ü  Un ejemplo típico sería el uso de programas informáticos sin licencia. Hasta ahora dicho uso, aunque ilícito, sólo se traducía en condenas económicas y siempre después de un largo y costoso procedimiento sólo al alcance de ciertas multinacionales y ante hechos muy graves. Ahora, sin embargo, y dado que muchos delitos pueden perseguirse de oficio, bastará una mera denuncia para que se abra un proceso judicial mucho más rápido, eficaz y gravoso contra el infractor: el proceso penal.

Entre los delitos que pueden dar lugar a responsabilidad penal encontramos delitos económicos (Blanqueo de capitales, estafas y fraudes, insolvencias punibles, etc.), delitos contra las personas (delitos laborales contra los trabajadores, contratación ilegal de extranjeros, prostitución, etc.), delitos públicos (tráfico de estupefacientes y órganos, fraudes tributarios y socio-laborales, etc.), delitos contra los consumidores y el mercado (alteración de precios, información fraudulenta, etc.), delitos tecnológicos (programas pirata o sin licencia, plagio, cybercrimen, etc.) y delitos medioambientales (vertidos, infracciones urbanísticas, etc.).