Resumen de las particularidades que trae la nueva Ley Hipotecaria para equiparar la posición entre el hipotecado y los bancos.

Esta semana se ha cumplido un mes desde la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria, que fija las condiciones para la concesión de hipotecas, las cuales se han visto mejoradas con la intención de equilibrar la posición entre hipotecados y bancos.

En esta vía, son muchas las novedades que incorpora esta nueva Ley, no obstante de todas ellas cabe destacar especialmente que las nuevas hipotecas incorporan mayor información expuesta de forma más clara, con la intención de establecer un sistema de control preventivo más fuerte para los clientes que quieren acceder a la financiación hipotecaria y procurar que el usuario «comprenda lo que está contratando». Además, ésta incluye mayores garantías para los hipotecados y a su vez menores costes.

A continuación, os facilitamos un resumen de las 10 novedades más importantes:

  1. Ejecución hipotecaria: es el procedimiento previo al embargo de la vivienda por el impago de cuotas. Anteriormente, el banco podía iniciar la ejecución con el impago de tres cuotas hipotecarias, pero con la nueva ley, durante la primera mitad del préstamo el banco solo puede iniciar el procedimiento cuando el deudor tiene pendientes doce cuotas o hasta que el impago suponga el 3% de la deuda, por lo que de esta manera se beneficia al deudor.
  2. Subrogación: la nueva regulación ofrece al deudor una mayor flexibilidad a la hora de cambiar de entidad acreedora.
  3. Amortización del préstamo: bajan las comisiones de amortización. «El prestamista no podrá rechazar el reembolso anticipado total o parcial, y se han limitado las comisiones con la única posibilidad de establecer un preaviso que no podrá ser superior a un mes. La comisión se limita ahora en los préstamos a un interés variable al 0,25% durante los tres primeros años o al 0,15% durante los cinco primeros años sin que después se pueda cobrar más. En los de interés fijo se podrá cobrar hasta un máximo del 2% los diez primeros años y del 1,5% después. En cuanto a otras comisiones, se permite la de apertura que deberá englobar la totalidad de gastos de estudio, tramitación o concesión del préstamo».
  4. Gastos, tasación y vinculación: el cliente solo pagará la tasación y podrá elegir a la tasadora. El resto de los gastos serán abonados por la banca (gestoría, impuesto de actos jurídicos documentados, notaría y los costes del registro).
  5. Cláusulas suelo: la nueva ley prohíbe las cláusulas suelo, que son las que limitan a la baja el tipo de interés variable y que habían sido declaradas nulas por abusivas por los Tribunales por falta de transparencia al no informarse adecuadamente al consumidor.
  6. Intereses de demora: La nueva ley ha limitado los intereses de demora que pueden aplicar las entidades financieras en el caso de que el cliente se retrase en el pago, a partir de ahora no podrán superar en más de tres puntos porcentuales el interés que paga normalmente el consumidor.
  7. Hipotecas verdes: aquellas que van dirigidas a proyectos de inversión en eficiencia energética, no requieren la necesidad de escritura pública y se puede inscribir en cualquier momento durante la vigencia del crédito, lo que va a beneficiar a los compradores que buscan viviendas energéticamente eficientes. «El objetivo es bonificar con un 0,10% o un 0,20% los préstamos de las viviendas más eficientes».
  8. Evaluación del cliente: una de las claves de la nueva ley es que el banco ahora tiene a su disposición más rápidos para valorar a los clientes, pues ahora se lleva un control más exhaustivo pues se van a tener en cuenta los gastos ordinarios como la luz, el agua o los colegios, cosa que hasta ahora no se evaluaba pues solo se tenía en cuenta si pagaba otros préstamos.
  9. Novación: la nueva ley favorece el paso de una hipoteca de tipo variable a otra de tipo fijo si este paso se realiza mediante subrogación a otra entidad. La comisión por reembolso o amortización anticipada tendrá como límite del 0,15% del capital reembolsado anticipadamente durante los tres primeros años de vigencia del contrato de préstamo. Después, el banco no podrá exigir comisión alguna.
  10. Notario: el cambio más importante de la ley es que los notarios deben asegurarse de que el futuro hipotecado entiende todas las condiciones de su préstamo. El cliente tiene la obligación de ir al notario dos veces, con la intención de comprobar que el banco les ha informado bien, pues el objetivo último es que los clientes entiendan las condiciones del contrato.

    Ante cualquier duda o consulta sobre esta materia en Grupo HOB, estamos a vuestra entera disposición para resolver todas y cada una de ellas.

    Fuente de la noticia:https://www.diarioinformacion.com/economia/2019/07/21/claves-nueva-ley-hipotecaria/2170712.html

    Fuente de la imagen: https://pixabay.com/es/

    Share this post