Una sentencia de la Audiencia Nacional ha condenado a una empresa por obstruir la labor de inspección

La Audiencia Nacional ha fallado contra una empresa por obstruir la labor de inspección cuando se le requirió cierta información sobre su pyme. Y lo más destacable, es que las sanciones llegarán igualmente pese a que la empresa colaboró posteriormente.

El órgano judicial establece en su sentencia que, durante la visita inicial a la compañía, hubo obstrucción. Según afirma la sentencia, la visita de inspección tiene una finalidad concreta que “no pudo ser cumplida más que parcialmente debido a la actitud del gerente”, y aunque después se entregó la documentación exigida, la situación ya no era reparable.

Cronología de los acontecimientos

Los hechos ocurrieron en julio de 2018, cuando la subinspectora Laboral de Empleo y Seguridad Social de Ciudad Real realizó una visita a una empresa donde preguntó al gerente si tenía subcontratados servicios externos con alguna empresa. Su respuesta fue afirmativa.

Posteriormente, la subinspectora identificó y tomó declaración a trabajadores de la subcontratista. En mitad de estas entrevistas el gerente aportaba los datos que creía oportunos, a pesar de que se le avisó que no podía intervenir en el proceso.

En un momento dado, el gerente decidió cerrar la puerta de acceso principal a la empresa por lo que la inspectora no pudo continuar con su labor, realizar las diligencias y entregar oficios de citación.

Unas semanas más tarde se citó al administrador de la empresa para comparecer y aportar la documentación reflejada en el acta de infracción.

En octubre se levantó acta de infracción por obstrucción muy grave y se sancionó a la empresa con una multa de 62.503 euros.

Cabe recordar que el Art. 18, Ley 23/2015, de 21 de julio, establece que los empresarios, los trabajadores y los representantes de ambos, así como los demás sujetos responsables del cumplimiento de las normas del orden social, están obligados, ante un requerimiento a:

- Atender debidamente a los inspectores de Trabajo y Seguridad Social y a los Subinspectores Laborales.

- Acreditar su identidad y la de quienes se encuentren en los centros de trabajo.

- Colaborar con ellos con ocasión de visitas u otras actuaciones inspectoras.

- Declarar ante el funcionario actuante sobre cuestiones que afecten a las comprobaciones inspectoras, así como a facilitarles la información y documentación necesarias para el desarrollo de sus funciones.

¿Tiene alguna pregunta? Si es así, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Grupo HOB le ayudará y asesorará, prestándole un servicio de calidad garantizado.

Fuente: Cinco Días, BOE.

Imagen: Pixabay.


Share this post