Seleccionar página

La entrada en vigor del Real Decreto Ley 6/2019 de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, da un vuelco al mundo empresarial y laboral.

Pues, tras el anuncio del registro de jornada, empresas y despachos muestras su preocupación con el anuncio de la nueva “jornada a la carta” que pueden solicitar los trabajadores tras la modificación del mencionado artículo para conciliar su vida laboral y personal. Fuentes empresariales aseguran que se sienten indefensos ante un derecho de «gran amplitud e inconcreción», que amenaza la organización de jornadas y turnos.

Según se establece en la modificación del apartado 8, del artículo 34 del Real Decreto-Ley 6/2019 a 1 de marzo, se establece:

“Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. Dichas adaptaciones deberán ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa. En el caso de que tengan hijos o hijas, las personas trabajadoras tienen derecho a efectuar dicha solicitud hasta que los hijos o hijas cumplan doce años.”

Este hecho esta causando un fuerte revuelo en el mundo empresarias pues son muchas las peticiones solicitadas por parte de los trabajadores amparándose en dicho artículo.

Que establece que; “Ante la solicitud de adaptación de jornada, la empresa abrirá un proceso de negociación con la persona trabajadora durante un periodo máximo de treinta días. Finalizado el mismo, la empresa, por escrito, comunicará la aceptación de la petición, planteará una propuesta alternativa que posibilite las necesidades de conciliación de la persona trabajadora o bien manifestará la negativa a su ejercicio. En este último caso, se indicarán las razones objetivas en las que se sustenta la decisión.”

Por otro lado, además se establece que: “La persona trabajadora tendrá derecho a solicitar el regreso a su jornada o modalidad contractual anterior una vez concluido el periodo acordado o cuando el cambio de las circunstancias así lo justifique, aun cuando no hubiese transcurrido el periodo previsto“.

En caso de haber discrepancias entre la empresa y el trabajador serán resueltas por los Juzgados de lo Social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social. Esto significa que será un procedimiento urgente, en el que, una vez admitida la demanda por un Juzgado de Primera Instancia, deberá celebrarse una vista en cinco días y dictarse sentencia en tres, contra la que no cabe recurso. A esta demanda se pueden sumar acciones por daños y perjuicios.

Finalmente cabe destacar que, ante este nuevo panorama laboral, hay diversidad de opiniones. No obstante fuentes empresariales aseguran que estas peticiones de modificación de jornada supondrán un incremento de los costes salariales y además supondrá un desbarajuste organizativo, lo que perjudicará a la competitividad.

Ante cualquier duda o consulta sobre esta materia en Grupo HOB, estamos a su entera disposición.

Fuentes de la noticia: https://confilegal.com/20190624-los-trabajadores-podran-recurrir-a-los-tribunales-si-su-peticion-de-nueva-jornada-laboral-es-rechazada-por-el-empresario/
https://www.boe.es/eli/es/rdl/2019/03/01/6/dof/spa/pdf
http://www.expansion.com/economia/2019/06/26/5d1327d3468aeb39708b4672.html

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/es/