El Pleno del Congreso derogó ayer el decreto ley que aprobó el Gobierno el pasado mes de diciembre sobre la regulación del mercado del alquiler. A raíz de este comunicado se han generado muchas dudas, sobre los cambios que generará y cómo quedará dicha regulación.

Aquí os dejamos un breve resumen de los cambios más significativos:

  • La duración de los contratos volverá a ser de tres años, con una prórroga tácita de un año, frente a los cinco y tres de prórroga que recogía el real decreto del Gobierno.
  • El importe de los avales seguirá siendo en base a lo exigido por los arrendadores. Desaparece la limitación de la fianza de dos mensualidades.
  • El inquilino seguirá corriendo con los gastos de gestión y formalización de los contratos. Por lo que ya no correrán a cargo del arrendador si era una empresa como reflejaba el real decreto.
  • Se suspende la exclusión de los alquileres turísticos de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Las comunidades de vecinos necesitarán la unanimidad para poder prohibir este tipo de iniciativas. A diferencia de lo que, contemplado en el real decreto, que solo exigía la mayoría de tres quintos.

Cabe remarcar que esto no será de aplicación en los contratos firmados durante el periodo de vigencia del decreto. En estos casos se mantendrá la normativa que ha regido durante estos 35 días bajo un régimen especial, o podrán decidir si acogerse a la actual normativa. Las nuevas firmas, volverán a regirse por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 2013.

Para cualquier duda o consulta sobre esta matería, en Grupo HOB, estaremos a su plena disposición.

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/