Seleccionar página

Los trabajadores de una empresa estatal de seguridad y salvamento en el mar acudieron a sus representantes sindicales para llevar su caso a la Justicia. Estos reclamaban que la compañía cambió el régimen de descanso y sus turnos laborales, lo que se traducía en una alteración del convenio colectivo en toda regla.

Pues bien, el máximo órgano constitucional español sentenció que los cambios obligatorios que llevó a cabo la corporación van en contra de la práctica aceptada por los trabajadores. Y es que, como se sabe, hay multitud de profesionales que trabajan en turnos laborales especiales. Prestan sus servicios cuando la mayoría descansa, y viceversa. Así pues, el Tribunal Supremo (TS) obliga a la entidad a volver a la situación pactada en el acuerdo de los empleados.

Todo comenzó hace dos años, cuando los encargados o responsables de todas las divisiones territoriales recibieron una nota informativa en la que se comunicaban los cambios de ciclos regulados en el convenio. Estos se distribuían de la siguiente forma: seis días laborales y seis de descanso, nueve de trabajo y nueve sin acudir a él, y quince de actividad profesional y otros quince de ocio y tiempo libre. Según el fallo del tribunal, el turno quince – quince es perfecto para quienes trabajan lejos de su domicilio habitual porque el desarrollo de sus labores y su tiempo de descanso es totalmente equitativo.

El motivo por el que se produjo el giro de criterio de la dirección empresarial fue una Inspección de Trabajo en el centro de Tarragona, debido a irregularidades en el cumplimiento de los tiempos en los que el empleado prestaba sus servicios. La entidad pública estableció que los turnos laborales fuesen de tres días de trabajo y tres de descanso. Además, únicamente permitía que se pudiesen modificar en situaciones o hechos puntuales, como por ejemplo los turnos inmediatamente anteriores y posteriores a las vacaciones.

Las opiniones de los demandantes y los demandados difieren considerablemente. Mientras que los primeros caracterizan estas alteraciones como una modificación sustancial de sus condiciones de trabajo, los segundos afirman que se tratan de pequeños cambios para ajustarse a la legalidad.

Con relación a la nota interna de la empresa, el TS es muy claro: estas variaciones vulneran las prácticas consolidadas y admitidas por la mayoría de la plantilla, lo que provoca un conflicto real entre todos ellos.

Esta no es la primera vez que los tribunales se pronuncian sobre la práctica de las compañías en lo que a movimientos de turnos laborales se refiere. En algunas ocasiones, las sentencias han sido favorables a las entidades, como ocurrió en 2015 cuando el Tribunal Supremo señaló que no había vulneración del convenio colectivo porque dicha modificación era necesaria para cubrir los horarios comerciales del grupo empresarial.

Si tienes alguna duda o consulta sobre cambios en los turnos laborales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Grupo HOB estaremos encantados de ayudarte.

Fuente de la noticia: Expansión.

Fuente de la imagen: Pixabay.