Una reciente sentencia del Tribunal Supremo despeja una cuestión de gran trascendencia económica aclarando que los autónomos, empresarios y ciudadanos tienen quince días para pagar voluntariamente, sin recargo ni intereses, las deudas contraídas con la Seguridad Social una vez notificada la sentencia firme que les condene a abonarlas.

A través de dicha sentencia, el TS rechaza la tesis que venía manteniendo hasta ahora la Tesorería General. Pues, anteriormente, la Administración ordenaba el embargo de la deuda, con recargo e intereses, una vez que había fallo confirmatorio, sin esperar a los quince días de gracia que, ahora, reconoce el Supremo.

Por tanto, lo que finalmente se confirma es que el deudor tiene derecho a disponer de un periodo de pago voluntario de quince días desde de que los tribunales rechacen su recurso, sin que la Tesorería General pueda dictar providencia de apremio con anterioridad, con la que se abre la vía ejecutiva para cobrar la deuda con recargo e intereses, y, en última instancia, embargar sus cuentas.

Esta forma de proceder, no se había puesto en tela de juicio hasta que se dio un caso en el que se reclamaba el incumplimiento de dicho plazo, sobre el cual se dictó la sentencia a la que nos referimos (Tribunal Supremo, Sala Tercera, de lo Contencioso-administrativo, Sección 4ª, Sentencia 705/2019 de 27 May. 2019, Rec. 111/2017).

La cuestión litigiosa, que ha accedido a casación, enfrentaba a una fundación de una Caja contra la Tesorería de la Seguridad Social por una liquidación sobre bonificaciones indebidas. La entidad recurrió sin éxito en vía administrativa y judicial, confirmándose así la deuda inicial. La Administración levantó entonces la suspensión de la vía ejecutiva y dictó una providencia de apremio para cobrarse el importe adeudado (32.778,10 euros de principal y 11.472,34 euros de recargo por acumulación de deudas durante tres años). Sin embargo, la fundación impugnó el apremio, alegando que se dictó cuando no había concluido aún el plazo de pago voluntario. Según argumentó, disponía de quince días desde la notificación de la sentencia de la Audiencia Nacional que ponía fin al proceso, plazo que no respetó la Tesorería. La justicia dio la razón en esta cuestión al contribuyente, rechazando la práctica de la Seguridad Social, que interpuso recurso de casación.

En conclusión, en caso de deudas con la Seguridad Social, el deudor dispone del periodo de pago voluntario de quince días después de notificada la sentencia que rechaza su recurso.

Para cualquier duda o consulta en Grupo HOB, estaremos encantados de resolver todas y cada una de ellas.

Fuente de la noticia:
https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/06/26/legal/1561532862_981364.html