La búsqueda de financiación es uno de los grandes quebraderos de cabeza que existe en el mundo empresarial. No importa si eres un emprendedor con un proyecto innovador y brillante, o si regentas un negocio desde hace muchos años, y tienes planes de expansión o estás pasando apuros económicos. La liquidez es clave para el correcto funcionamiento de una empresa o de una idea a desarrollar.

Una de las consecuencias que la crisis dejó en nuestro país fue la reducción de préstamos y créditos bancarios. Los criterios de aprobación de estos se endurecieron con el fin de evitar un mayor aumento de los índices de morosidad. Actualmente el panorama ha mejorado, los años de recesión económica se han quedado atrás, pero podemos mirar más allá y ampliar nuestro abanico de posibilidades para obtener el capital deseado.

Una de estas opciones son las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR). Son entidades financieras, pero sin ánimo de lucro. El Banco de España se encarga de su supervisión e inspección, y su misión es proporcionar a pequeñas, medianas empresas y autónomos el acceso al crédito en unas condiciones óptimas de plazo y tipo de interés. También tramitan subvenciones, asesoran a los socios e imparten formación a nivel financiero.

Las SGR están integradas por socios y pymes – beneficiarios de los avales – y por los socios protectores, es decir, las instituciones (Administraciones Públicas, Cámaras de Comercia, etc.) quienes aportan los recursos necesarios para mejorar y garantizar su solvencia.

En la mayoría de los casos, las razones o motivos principales por los que las empresas y autónomos solicitan los servicios de una SGR son:

1. Porque tienen dificultades para conseguir un crédito bancario.

2. Porque aun pudiendo obtenerlo, las condiciones no son tan atractivas como las de una Sociedad de Garantía Recíproca.

Hoy en día existen 18 SGR repartidas a lo largo y ancho de la geografía española. Todas ellas se ubican dentro de CESGAR, una asociación sin ánimo de lucro, nacida en 1980. Esta se encarga de la coordinación, cooperación, defensa y representación de sus intereses mediante acuerdos con cualquier tipo de institución que aporte beneficios a sus socios. Además, es miembro de la junta directiva de la CEOE y de CEPYME.

A principios de año, Grupo HOB, concretamente la división de HOB Consultores, firmó un convenio de colaboración con Afín SGR (Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunidad Valenciana) que tenía como objeto favorecer el acceso a la financiación de empresas y autónomos de la provincia de Alicante. Desde entonces hemos ayudado a más de 40 empresas consiguiendo más de un millón de euros por un importe superior al millón de euros, entre todas.

Las operaciones de inversión susceptibles del aval de Afín SGR comprendían la compra de vehículos, maquinaria, mobiliario, bienes de equipo, adquisición de activos productivos tecnológicos, acondicionamiento y reformas de locales o naves, inversión en innovación e I+D. Todo ello con un plazo estipulado de 15 años. En cuanto a las necesidades de liquidez, abarcaba los planes de expansión y crecimiento de la actividad, compra de existencias o promoción y publicidad. En este caso el plazo máximo se fijó en 5 años.

Si estás buscando financiación para tu proyecto, ponte en contacto con nosotros. Te ayudaremos y asesoraremos de la mejor manera posible para que logres alcanzar tus objetivos.

 

Fuente noticia: Cinco Días.