Recientemente la Agencia Tributaria publicó una nota aclaratoria sobre la interposición de sociedades en el desarrollo de actividades profesionales, titularidad de activos y patrimonios personales por parte de las personas físicas.

La AEAT aclara que, aunque los empresarios como contribuyentes tienen plena libertad a la hora de elegir la estructura y figura jurídica para el desarrollo de su actividad, no siempre esta es acorde a la legalidad, porque muchas veces, la falta de conocimiento puede llevarles a incurrir en fraude de ley.

Tras la realización de su pertinente comprobación fiscal, la Agencia Tributaria, pone a disposición de todos, una serie de pautas que esclarecen los riesgos fiscales derivados de una mala gestión.
Estos criterios vienen sintetizados en tres apartados:

  • Cuando la sociedad carezca de estructura para realizar la actividad profesional que se realiza, por la no disposición suficiente de los medios personales y materiales necesarios para la prestación de servicios, o bien teniéndola no hubiera intervenido realmente en la realización de las operaciones, podría establecerse la existencia de una mera interposición formal teniendo en cuenta el carácter personalísimo de la actividad desarrollada.

    Por tanto, la Agencia Tributaría podría reconducir estas rentas a rentas personales según lo establecido en el art 16 de ley 58/2003, de 17 de diciembre.

  • Cuando la entidad dispone de medios personales y materiales adecuados y aunque sí haya intervenido realmente en la operación de prestación de servicios, en este caso habrá que analizar si dichas prestaciones han sido realizadas a precio de mercado. Esto se valorará de acuerdo con lo establecido en el art 18 de la ley 27/2014 de 27 de noviembre.

    En el supuesto de detectar una incorrecta valoración, la AEAT podrá sancionar aquellos supuestos en los que exista una ilícita reducción de la carga fiscal en alguna de las partes vinculadas.

  • El tercer elemento aclaratorio es el derivado de la detentación de patrimonio personal en sociedades de titularidad personal, en las que hay una acumulación y mantenimiento de rentas en estructuras societarias, que generan una cierta confusión entre el patrimonio del socio y de la sociedad.

Estos casos son en los que se crea confusión por no distinguir claramente si los bienes declarados son titularidad de la sociedad o del socio, como puede ocurrir con la vivienda, medios de transporte, bienes inmuebles o no estar establecidos a precio de mercado ello podrá conllevar contingencias regularizables por la AEAT.

Lo que se pretende con la publicación de estos criterios es evitar riesgos fiscales en aquellos supuestos de sociedades interpuestas, con repercusión en los impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre Sociedades, el Impuesto sobre Valor Añadido y el Impuesto sobre el Patrimonio.

Ante cualquier dudad o consulta que os pueda surgir sobre esta nota aclaratoria en Grupo HOB, estamos a vuestra entera disposición para resolver todas y cada una de ellas.

Fuente de la Noticia:

https://www.aedaf.es/es/gabinete-de-estudios/newsletter/actualidad-fiscal-02-2019/ca5c65c05233f29d98eac91d47340599#193665

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/es/