En muchas ocasiones pensamos que por dejar “inactiva” una sociedad, está queda libre de cargos, pero lo cierto, es que para ello debe estar liquidada de acuerdo a la norma, pues, de no ser así seguirá teniendo la obligación de presentar regularmente sus cuentas en el Registro Mercantil y de ejecutar el correspondiente impuesto de sociedades.

Por ello, es aconsejable que, si no va a utilizar la sociedad en un corto periodo de tiempo, es mejor liquidarla para ahorrarse todos los gastos que conlleva.

Para hacer efectiva la liquidación de una sociedad es necesario seguir una serie de pautas:

  1. Celebrar una junta de socios donde se acuerde la disolución y la liquidación de la sociedad, así como el nombramiento de un liquidador.
  2. Firma de un certificado en el que se recojan todos los acuerdos ante notario, y que deberá ser presentada en el Registro Mercantil por el liquidador.
  3. Acudir a la Agencia Tributaria para presentar el modelo 036 comunicando esta liquidación.

Además, es importante recordar que es obligado presentar el impuesto de sociedades del periodo que corresponda, por lo que se aconseja que se liquiden antes del cierre del ejercicio.

En definitiva, para liquidar una sociedad, es necesario que todos los socios estén de acuerdo con esta decisión. Una vez que exista consenso, se procederá con el pago de las deudas y se cobrarán los créditos.

Solo cuando la sociedad no mantenga deudas ni créditos pendientes, disolución y liquidación podrán hacerse de manera simultánea, lo que conlleva un proceso mucho más rápido, fácil y barato.

El problema surge cuando hay deudas con los propios socios, algo habitual en sociedades que llevan tiempo sin estar activas, en estos casos serán los socios quienes deberán ir pagando de su propio bolsillo los gastos generados para poder presentar las cuentas y el impuesto de sociedades.

Ante esta situación lo más recomendable es que se redacte un acta de junta de socios en la que se renuncie a pagar estas cantidades, acordando traspasar el saldo a la cuenta 118, denominada aportaciones de socios.

De esta manera, conseguiremos cancelar la deuda y por tanto se podrá liquidar la Sociedad Limitada de forma simplificada.

En Grupo HOB, estamos a vuestra entera disposición para resolver cualquier duda o consulta que os surja en relación con esta materia.

Fuente de la noticia:

https://infoautonomos.eleconomista.es/tipos-de-sociedades/dar-de-baja-una-sociedad/
https://www.panequeasesores.com/blog
https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/04/22/autonomos/1555962995_153570.html