Si eres de los que se está planteando donar la herencia en vida, son varios los aspectos que debes tener en cuenta antes de dar el paso.

Por ello, hemos considerado poner a vuestra disposición una sencilla guía de las principales ventajas e inconvenientes que ello conlleva:

Ventajas:

  1. Evitar discusiones al repartir las herencias, salvo que no se tenga muy claro los bienes para cada hijo.
  2. En el caso de querer donar en un determinado momento, para ayudar a los hijos ante dificultades económicas.
  3. La donación permite hacer más variaciones. Por ejemplo, los donantes pueden imponer determinadas condiciones a cambio de hacerla, como establecer cómo y quién quieren que les cuide de ser necesario; reservarse algún derecho sobre la vivienda donada, normalmente el usufructo; o reservarse la opción de disponer de alguno de los bienes donados o de alguna cantidad con cargo a ellos.
  4. Las donaciones son revocables por las causas previstas taxativamente en nuestro Código Civil, como dejar de cumplir aquellas condiciones acordadas, o la ingratitud del donatario.
  5. La fiscalidad aplicable a las donaciones se conoce en el momento de realizarlas, sin embargo, si esperamos a la herencia no sabemos cuál será la tributación en el momento del fallecimiento.
  6. Si se dona en vida se beneficiará a los herederos, puesto que así se evitará que el donante pueda cambiar su voluntad en su testamento, poco antes de fallecer.

Desventajas:

  1. Es fundamental tener en cuenta que el donar en vida implica unos costes fiscales para el donatario. Estos impuestos se pagan en la comunidad autónoma en la que reside el donatario, salvo que el bien sea un inmueble, en cuyo caso deberá hacerse en el lugar donde se ubique la vivienda o terreno. El plazo es el de treinta días hábiles desde que la donación tiene lugar.
  2. Además, aunque muchos lo ignoran, también hay que tributar la ganancia patrimonial en el IRPF del donante, igual que si se tratase de una compraventa, teniendo que abonar la diferencia entre el precio de compra y de venta.
  3. Por lo tanto, la donación afecta fiscalmente tanto a quien la recibe como a quien la realiza.

En consecuencia, hay que analizar cada caso concreto para determinar la fórmula más ventajosa fiscalmente.

En Grupo HOB, estaremos encantados de asesorarte en materia de herencias.

Fuente de la noticia:

http://www.expansion.com/juridico/opinion/2018/10/26/5bd34515268e3ec45d8b45d2.html