La empresa de recursos humanos Randstad y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) han elaborado un estudio en el que afirman que durante los próximos cinco años las pymes españolas crearán alrededor de un millón de nuevos empleos.

El documento, que recibe el nombre de “Informe Anual de Empleo en las Pymes”, establece además que esta demanda de trabajo ascenderá medio millón más hasta 2028. De ellos, un 29 por ciento se localizaría en microempresas, un 38 por ciento en empresas pequeñas y el resto en medianas.

Los estudios auguran buenos resultado, Rodrigo Martín, presidente ejecutivo de Randstad en España y Latinoamérica, ha asegurado que «existe un cambio de modelo productivo en España, si bien a un ritmo aún demasiado lento, tal y como denota el hecho de que las ocupaciones más demandadas por las pymes continúan siendo las de perfil medio-bajo».

No obstante, por otro lado, han querido dejar entrever que este crecimiento se experimentará sobre todo en los empleos de cualificación media-alta lo que supondrá un retroceso en la oferta de trabajo para personal no cualificado».

Ante el posible desajuste que se prevé, Rodrigo Martín destaca la importancia de la formación pues asegura que «la pyme ha de tener herramientas para traer y retener el talento «.

Ante este panorama se estima que los sectores laborales más afectados serán los cualificados y no cualificados en la construcción y todos aquellos relacionados con las ciencias y la ingeniería. Por otro lado, se prevé exceso de oferta de personal agrario no cualificado, empleados de hostelería y profesionales de la enseñanza.

En definitiva, el estudio revela que, en cinco años, 97.684 empleos estarán destinados a empleados de tiendas y almacenes, 86.796 a profesionales de restauración y 61.349 a profesionales de la enseñanza no universitaria, siendo las tres ocupaciones con mejores previsiones de cara a los próximos cinco años.

A continuación, se sitúan los ayudantes de preparación de alimentos, los profesionales de apoyo en finanzas, matemáticas, ciencias sociales y TICL, los profesionales especializados en electricidad y los cuidadores en servicios residenciales.

Finalmente, la lista de las diez profesiones más demandadas por parte de las pymes la cierran otros empleados administrativos, cuidadores en servicios sanitarios y profesionales de la salud.

Fuente de la noticia: El Economista.